10 de marzo de 2020
Alumnos , Biblioteca Lincoln , Cursos , Empresas , Espacio Cultural , Exámenes , Institucional , Visas

INFORMACIÓN Y RECOMENDACIONES PARA LA PREVENCIÓN DE ENFERMEDADES RESPIRATORIAS, INCLUSO COVID-19

INFORMACIÓN Y RECOMENDACIONES PARA LA PREVENCIÓN DE ENFERMEDADES RESPIRATORIAS, INCLUSO COVID-19

INFORMACIÓN Y RECOMENDACIONES PARA LA PREVENCIÓN DE ENFERMEDADES RESPIRATORIAS, INCLUSO COVID-19 

Prevención implica reducir la exposición

¿Qué es un coronavirus? Los coronavirus son una extensa familia de virus que pueden causar enfermedades tanto en animales como en humanos. En los humanos, se sabe que varios coronavirus causan infecciones respiratorias que pueden ir desde el resfriado común hasta enfermedades más graves como el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS) y el síndrome respiratorio agudo severo (SRAS). El coronavirus que se ha descubierto más recientemente causa la enfermedad por coronavirus COVID-19.

Los coronavirus no son los únicos que pueden generar infecciones respiratorias agudas (IRA) que pueden derivar en formas graves. Estos cuadros pueden generarse por otros agentes (ej: Virus respiratorios: Influenza, Agentes bacterianos: Neumococco)

Para protegernos de los coronavirus y de los demás virus y agentes bacterianos que podrían causarnos enfermedades respiratorias es importante que estemos bien informados y seamos responsables cumpliendo las medidas de prevención y control necesarias. Cuidarnos a nosotros y a nuestro entorno, es cuidarnos todos! 

¿Cuáles son los síntomas de la COVID-19? Los síntomas más comunes de la COVID-19 son similares a los de una gripe: fiebre, cansancio y tos seca. Estos síntomas suelen ser leves y aparecen de forma gradual. Algunas personas se infectan pero no desarrollan ningún síntoma y la mayoría de las personas (alrededor del 80%) se recupera de la enfermedad sin necesidad de realizar ningún tratamiento especial. 1 de cada 6 personas que contraen la COVID-19 desarrolla una enfermedad grave y tiene dificultad para respirar. Las personas mayores y las que padecen afecciones médicas subyacentes, como hipertensión arterial, problemas cardíacos o diabetes, tienen más probabilidades de desarrollar una enfermedad grave. 

Si tengo algunos de los síntomas, no implica tener COVID-19 y que voy a desarrollar una enfermedad pulmonar grave. Siguiendo las siguientes recomendaciones nos protegemos y podemos proteger a las personas que le rodean de virus como los del resfrío, la gripe y la COVID-19:

Si tuviera alguno de los síntomas incluso los más leves como dolor de cabeza, es prudente permanecer en casa hasta recuperarme y evitar concurrir a sitios públicos. Es importante cuidarse así como también evitar cualquier potencial propagación. Si tuviera fiebre, tos y dificultad para respirar es importante que consulte al médico para descartar cualquier infección respiratoria u otra afección grave. Es importante que informe sobre cualquier viaje que haya realizado recientemente o cualquier contacto que haya mantenido con viajeros o personas con síntomas de enfermedad.

Como el virus puede contraerse a través de las gotitas procedentes de la nariz o la boca que salen despedidas cuando una persona infectada tose o exhala:

  1. Recordemos siempre cubrirnos la boca y la nariz con el codo doblado o con un pañuelo de papel al toser o estornudar. El pañuelo usado debe desecharse de inmediato. Además como estas gotitas pueden caen sobre los objetos y superficies se debe prestar especial atención a la limpieza y desinfección así como también a la higiene de nuestras manos.
  2. Las manos al tocar muchas superficies pueden contaminarse con virus y transferirlos a los ojos, la nariz o la boca desde donde éste puede entrar a su cuerpo y causarle la enfermedad. Evite en lo posible tocarse los ojos, la nariz y la boca y procure lavarse las manos con agua y jabón o usando un desinfectante a base de alcohol para matar los virus que pueda haber en sus manos.

Es importante tener presente que:

  • Los antibióticos no son eficaces contra los virus, solo contra las infecciones bacterianas. La COVID-19 está causada por un virus, de modo que los antibióticos no sirven frente a ella y el mal uso de antibióticos puede causar resistencia bacteriana y quitarnos posibilidades de tratamiento en el futuro! 
  • No existe a la fecha alguna vacuna, medicamento o tratamiento específico para prevenir o tratar la COVID-19. Sin embargo, los afectados deben recibir atención de salud para aliviar los síntomas y en las personas que sufran casos graves de la enfermedad deberán ser hospitalizadas para recibir las medidas de apoyo necesarias.
  • La OMS no recomienda el uso de barbijos en personas que no manifiestan síntomas respiratorios. El uso de barbijos se recomienda sólo en el caso de las personas que presentan síntomas de la COVID-19 y en el de quienes cuidan de estas personas (ya sea en casa o en un establecimiento sanitario) que tienen síntomas como tos o fiebre.
  • Los coronavirus son una extensa familia de virus que son comunes entre los murciélagos y otros animales. En raras ocasiones las personas se infectan por estos virus. Como medida de protección al visitar mercados de animales vivos o en otras situaciones parecidas, evite el contacto directo con los animales y las superficies que estén en contacto con ellos. Asegúrese de que en todo momento se observen prácticas adecuadas de higiene de los alimentos. Manipule con cuidado la carne, la leche o los órganos de animales crudos para evitar la contaminación de alimentos no cocinados y evite el consumo de productos animales crudos o poco cocinados.
  • No hay antecedentes de que mascotas como gatos y perros hayan sido infectados o puedan propagar el virus causante de la COVID-19.

 Que es lo que NO es eficaz e incluso puede ser perjudicial frente a la COVID-2019: 

  • Fumar
  • Tomar remedios herbarios tradicionales
  • Llevar varias mascarillas
  • Automedicarse con antibióticos u otros medicamentos
  • No recibir atención médica en caso de fiebre, tos y dificultad para respirar (podría desarrollar una infección más grave)
  • No informar en caso de haber realizado un viaje o estar en contacto con personas que hayan estado enfermas o hayan desarrollado síntomas (Es importante para identificar si sus síntomas los podría causar un coronavirus u otro agente etiológico. Esta información es importante para el diagnóstico y tratamiento que indique su médico)

El artículo fue escrito por Mariana Calenda, Bioquímica especializada en Biotecnología graduada de la Universidad de Buenos Aires. Actualmente es Directora y Docente en el Programa de Desarrollo del Sistema de Gestión de Calidad (PDSGC) del Ministerio de Salud GCABA; Fundadora y directora de INTEAL, docente en PM Pharma y miembro de la comisión directiva de ICANA desde 2018.

Referencias y fuentes de información adicional:
- Organización Mundial de la Salud: https://www.who.int/es
- Organización Panamericana de la Salud: https://www.paho.org/arg/
- Ministerio de Salud, Presidencia de la Nación Argentina: https://www.argentina.gob.ar/salud

Comentarios

AFIP