6 de junio de 2019
Espacio Cultural

INTERVALO - Maria de la Vega

INTERVALO - Maria de la Vega

SENTIDO DE LA PAUSA Y RESPUESTA DEL ARTE Margarita Schultz El individuo que habita las actuales sociedades urbanas se encuentra inmerso en una atmósfera irrespirable, según ha sido señalado insistentemente. Las condiciones físicas de las ciudades provocan efectos psíquicos cuya negatividad es clara. El abarrotamiento y la aceleración son los principales aspectos agresivos de esos ambientes. El sujeto carece de espacio y de silencio para el recogimiento, la recuperación de sí mismo, la reflexión, los cuales dejaron de ser actitudes posibles. Espacio y tiempo están atiborrados: todo se cubre y se sonoriza. La hiperestimulación coincide con una pérdida de la capacidad de disfrute: de un tiempo no ocupado, de un espacio no decorado, de un silencio no saturado por ruidos o sonidos de algún tipo. Basta recordar lo que se denomina con un término sintomático "música ambiental o funcional". Fluye anónimamente en los comercios, oficinas, hoteles, al levantar el auricular de un teléfono. La consigna parece ser: llenar, cubrir, tapar, ocupar. En uno de sus últimos trabajos el filósofo Guillo Dorfles, se refiere a esa patología de la profusión: " ... nuestra vida de relación se encuentra expuesta a unos estímulos tan constantes e incontenibles que entrañan la eliminación casi total de la presencia de la pausa, de la detención, del intervalo entre cosa y cosa, entre acontecimiento y acontecimiento, entre percepción y percepción". Ante el acoso de estímulos y de signos, la persona reacciona con una disminución de la agudeza perceptual y una suerte de indiferencia por el entorno. La gravedad de esta indiferencia reside en que no es consciente, está recubierta de un interés aparente y vacío. Por debajo corre una imposibilidad de efectiva atención y compenetración con la presencia de la realidad. La diferencia entre la cantidad de estimulación y la capacidad de asimilación es aflictiva; esta situación se traduce en merma de la percepción. Esa 'anestesia' relativa es una respuesta defensiva ante el medio.1 Dorfiles, Gillo: El intervalo perdido. Ed. Lumen, Barcelona, ed., 1984. MARIA DE LA VEGA CV María de la Vega / Spirĭtus DLVwww.delavegamaria.comSpirĭtus DLV es el seudónimo de María de la Vega, Bs As. Profesora Nacional de Bellas Artes (2002) Especialidad Pintura. Esc. Nac. de Bellas Artes Prilidiano Pueyrredón (I.U.N.A.). Ha completado su formación artística asistiendo a los talleres y seminarios de Karina Peisajovich, Marcelo Gutman, Juan Doffo, Luis Felipe Noé, Eduardo Gil y Mario Grinbaum. Desde 1996 expone en forma individual y colectiva a nivel nacional e internacional. Ha participado en varios salones de artes visuales como: Areatec, Nuevos Aires Banco Ciudad, Premio Universidad de Belgrano, Premio TAG the Art Gallery, Salón Museo de Bellas Artes de Lujan, Premio Fundación Banco Nación, Mención de Pintura Salón Molina Provincia de La Rioja, Salón América Museo Perlotti, entre otros.Ha realizado varias muestras individuales y colectivas entre las que se destacan: “Refugios y Deseos” y “Exuviae” en El Cultural San Martin ambas con curaduría de Mariano Soto, “Escombros de una Geometría” y “El recorrido de la Sangre” en la Barraca Vorticista con curaduría de Juan Carlos Romero y Alberto Méndez respectivamente. “Urban” y “Young American Artist” en La Peña Art Performing Cultural Center, Berkeley, California. "Múltiple Retorno al Ojo Receptivo" - Centro Cultural San Martín – Julio Le Parc, Siquier, Burgos, Tschopp, Ferrante, Barreto, Zech y Spirĭtus DLV, “Interespacios” - de la Vega, Gigli, Gribnicow en el Museo de Arquitectura y Diseño de la ciudad de Buenos Aires, entre otras. A partir del 2014 coordina “CENIT7”, un microespacio para exhibiciones de arte y enseñanza de pintura en su taller particular, en el barrio porteño de San Nicolás. Sus obras forman parte de colecciones privadas en Buenos Aires, USA, Suiza y España y en el Museo de Arquitectura y Diseño de Buenos Aires

Comentarios

AFIP